martes, 16 de octubre de 2012

98 - California


La búsqueda incansable de explicaciones sobre las causas del fracaso Argentino como Nación, nos ha llevado en esta oportunidad a visitar California.

En su libro “Las Bases” en el capítulo XI: “Constitución de California”, Alberdi destaca las características de esa constitución moderna que garantiza la libertad irrestricta de los ciudadanos a trabajar, sin la intervención del estado, que debía permanecer ajeno al impulso creativo de los hombres emprendedores, que de cualquier nacionalidad que fueran quisieran desarrollarse y hacer grande la tierra que los cobijaba.

 Pozos petrolíferos entre los viñedos, Bakersfield, Valle Central, California

En la foto anterior se ve una perforación petrolífera al lado de un viñedo, pero en Google Hearth puede verse que los pozos están diseminados dentro de los viñedos y los productores tienen tanques de almacenamiento, de la misma forma que tienen también su bodega para almacenar vinos, o los galpones para las pasas de uva. Esto que sería un sacrilegio para los ambientalistas, ya que la industria petrolera es altamente contaminante, queda relativizado por las técnicas rigurosas conque se realizan las perforaciones y la extraordinaria riqueza que han generado, que llevan a California, uno de los 50 estados de EEUU, a producir entre 3 y 5 veces más que toda la República Argentina.

Ciudad de Los Ángeles en 1928 llena de torres [1]

 
Vista actual de la ciudad de Los Ángeles


Playa de Los Ángeles inundada de pozos petrolíferos 1930 [1]

Vista actual de la playa en Santa Mónica, Los Ángeles 2012

Es necesario aclarar, que tanto el oro como el petróleo o cualquier riqueza natural, según las leyes de Estados Unidos, es propiedad del dueño de la tierra y si están en terrenos fiscales, es de quien los encuentre. La constitución Argentina de 1853 similar a la de EEUU, permitió un crecimiento de la economía igual o superior a la de los norteamericanos, si consideramos nuestra desventajosa ubicación geográfica respecto al mundo desarrollado de la época y a la escasísima población que teníamos, inferior a la de Chile, a la de Bolivia y a la de Paraguay.

Pero el crecimiento sostenido de Argentina iba a encontrar un punto de inflexión en 1920, cuando Yrigoyen, establece su "Plan de Tierra y Petróleo", en el que el Estado se reserva un rol de intervención decisivo. A partir de la idea de intervención del estado en la economía, la curva de crecimiento comienza a horizontalizarse y nuestro pobre país, deja de ser “la gran esperanza americana” para caer en el tobogán del fracaso, que con el golpe de gracia del peronismo, que multiplica las estatizaciones hasta el comercio de granos, e instala la brutal estupidez de la lucha de clases, “descamisados” contra “oligarcas”, divide para siempre a los argentinos, hasta llegar ahora a la paradoja actual donde se pretende asimilarnos a Cuba, del cual sus habitantes se escapan en gomones en busca de libertad, y nos enfrentan con EEUU donde ponen vallados para que no entren las hordas de ilegales que buscan una oportunidad de prosperidad. 

 

No hay comentarios: