martes, 19 de agosto de 2008

47 - Volver a la escuela

La semana estuvo llena de acontecimientos y actos, el 14 de agosto fue el día de Tinogasta y el 17 la Escuela Normal cumplía 50 años. Ese día se conmemora el aniversario de la muerte del General San Martín, pero en Argentina, un gobierno de vagos y corruptos, acostumbrados a que “trabajar” signifique solamente cobrar a fin de mes, ignorando la fragilidad económica de un país que cayó del 6º lugar en el mundo (1916) al humillante 31º actual [1], endeudado y aislado por ponerse a contracorriente de un mundo de eficiencia y sacrificio, creyendo que todavía “sigue el corso, el pan dulce y la sidra”, decretaron correr el feriado hacia el día lunes 18.

Sabiendo que vendrían muchos ex alumnos de la Normal de viejas promociones, desde todos los rincones del país y hasta de algunos países vecinos, nos preguntábamos a modo de incógnita ¿cómo les impresionaría Tinogasta a quines volvían después de 30 o 40 años?. Los ánimos se caldeaban en dilatadas discusiones, unos sostenían opiniones generales más cercanas a enumerar los adelantos materiales: nuevos barrios, escuelas, puentes, obras viales, etc. que no podían negarse, al menos mientras no lo comparásemos con el crecimiento de otras zonas más ricas del país.

Reunión de algunos integrantes de la famosa Promción 62 en casa de "Nene" Quintar

Una voz recordó que Tinogasta producía antes, 60 millones de kg de uva de manos de viñateros locales, y que trenes con vino, pasas, cueros, aceitunas y productos de la minería, se enviaban a los centros industriales. Recordaba que en los desfiles del 25 de mayo pasaban decenas de tractores manejados por sus dueños y que en los últimos desfiles solo veía pasar los ómnibus de empresas que llevan los tinogasteños al sur, las ambulancias con viejos y enfermos a Catamarca y los vehículos de Gendarmería que cuidan un paso fronterizo por donde solo circulan vientos, que la producción actual es solo de 16 millones de Kg de uva y que las fincas en general están abandonadas.

A los días se produce el acto en la plaza con un show a la noche. A eso de las 2 de la madrugada cuando todos se retiraron, nos dimos una vuelta y vimos tal espectáculo de mugre en las calles, que nos llenó de consternación, botellas de vidrio rotas, papeles, bolsas de nylon y toda clase de deshechos llenando las anchas calles que rodean la plaza y de igual forma ésta, que quedó como el registro de la barbarie, escenario infortunado para quienes traían a sus esposas y a sus hijos para mostrarles el Tinogasta que conocieron en su juventud.


Acto central en la Escuela Polimodal General San Martín (Ex Escuela Normal)

Ni lo expresado, ni el inoportuno zonda, pudieron sin embargo menguar la alta emotividad que generaron tantos reencuentros con viejos amigos, pareciera que el vínculo que se genera a la edad del secundario es distinto a todos los otros, posiblemente porque es la edad de las picardías, tanto de las hechas en la escuela como en la calle. Se dieron múltiples y bien regadas reuniones de las diferentes promociones, tertulias infinitas como las anécdotas que cada uno tiene para sacar de la galera sin fondo de los recuerdos juveniles, sobre todo cuando comienzan a aflojar la lengua los suculentos tintos varietales de las nuevas bodegas tinogasteñas.

En la cena del domingo parecían estar en igual proporción los locales y los visitantes. Para quienes sostienen que Tinogasta, antes era mejor, pudieron comprobar que al menos en lo social aparentemente es así. Tanta gente bien vestida, educada, con la impronta de quienes actúan en un ambiente culturalmente enriquecido de ciudades con mayor estándar general de vida, merecían el mejor de los agasajos. Era la ocasión ideal para demostrarles que Tinogasta, pese a su aislamiento geográfico, todavía conserva la educación y el respeto que heredamos de nuestros mayores. Sin embargo la atención fue pésima, dando la razón a quienes dicen que ahora en Tinogasta hay muchos doctores pero muy pocos señores. El servicio que se prestó fue calificado por la amplia mayoría de los presentes como una afrenta. Un papelón mayúsculo que nos avergüenza como tinogasteños.

Cena de despedida en el salón principal de la escuela (mesa de la Promoción 62)


 Vista del salón de actos de la nueva escuela durante la cena de gala.

Hubiera parecido prudente evitar la crítica pero no es así, los responsables de la organización de eventos y los que prestan servicios deben entender que los demás no son seres despreciables, como seguramente creyeron los que concibieron la idea de entregar una empanada caliente en la mano, sin tener siquiera un plato para apoyarla hasta que se enfríe. O hacer esperar 4 horas sentados en asientos duros hasta traer un plato conteniendo 2 rodajas de pan casero con unas partículas de pollo frío al vinagre. Son los mismos que ponen el volumen de los altavoces a unos decíbeles tales que interrumpan toda posibilidad de diálogo, cuando justamente es la oportunidad de hablar para las personas que hicieron miles de kilómetros para eso, no para aturdirse con los espectáculos de quienes se creen los protagonistas de la noche. Los únicos protagonistas son los invitados, los que pagaron para pasar un buen momento para disfrutar de los recuerdos, no para ser víctimas de la torpeza de alguien que quiere mostrar lo potencia de sus bafles.

Por último a eso de las 4 de la madrugada, volvió a prevalecer la alegría del encuentro y se armó el baile hasta el amanecer.

[1] http://es.wikipedia.org/wiki/Anexo:Países_por_PIB_(nominal)


Nota: las fotografías mostradas pertenecen a "Negro" Carpio, quien tuvo la amabilidad de obsequiarnos un CD a cada uno.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

excelente, como la mayoria de tus reflexiones César. Probablemente todo lo que dices es la consecuencia de la idiosincracia de la argentina moderna, la argentina de los subsidios, de los pobres que votan y los ricos que gobiernan con los votos de los pobres, la argentina de lo fácil, la argentina de Cromagnon, la de los fraudes, la de la corrupción, me parece que si no se cambia la mentalidad, seguiremos perdiendo cada vez mas cosas.... Amado desde cordoba. Un abrazo

omar dijo...

Hola.

Simplificando todos los detalles,de los comentarios de mi amigo cesar,Queria decir que ,en paz descance Ronakd Regan,fue la unica persona que penso cuando inventaron la bomba de neutron,pero no tuvo tiempo para utilizarla, pero ahi estan. No mas comentos un abrazo para el comentarista anonimo,y para mi gran amigo Cesar,

Omar dijo...

rectificando unas palabras.

Ronald Reagan,ex p. de los Estados Unidos de Norte America,y tambien queria decirle a mi amigo Cesar ,como consejo,si queres ser feliz no analices mi amigo no analices,porque la mitad de las desgracias de este mundo provienen de hombres que no piensan nada;y la otra mitad viene de aquellos que piensan demasiado.un abrazo negro segui adelante,desde Alamos tu amigo
Omar

TOMCAT dijo...

Al igual que Ud. y lo que expresan sus palabra siento tristeza al ver lo que sucede en nuestra sociedad, a nivel Nacional, Provincial o Local. Entiendo bien que la culpa no la tiene sólo gobierno, ya que ellos no salen de una fabrica sino del pueblo, la culpa la tenemos todos... Básicamente la educacion de las masas. Más que enojarme, me gustaría saber que hacer...

estela dijo...

mi estimad cesar te felicito por tus tan acertados comentarios sobre la cena de aniversario de nuestra querida escuela normal, a pesar de ello fue un gran momento que quedara en la memoria de todos los concurrentes al evento.
te pido porfavor que al comentario le sumaras fotografias , desde ya muchisimas gracias

tu amiga y seguidora de mendoza