viernes, 9 de octubre de 2015

114 - El otro lado del mundo (3ª parte )

 Estrecho de Malaca


 El estrecho de Malaca al igual que los más de 100 estrechos que hay en el mundo, está bajo el régimen del llamado “paso inocente” que según el derecho del mar, los barcos deben pasar sin parar ni hacer nada como pescar o contaminar, pero por cierto pueden entrar y salir de los puertos. Por este estrecho pasa casi la mitad del tráfico naval mundial, de ahí que le prestaremos atención. 

Itinerario por el estrecho de Malaca

Quienes vivieron en las márgenes del estrecho de Malaca, en realidad vieron pasar durante siglos la riqueza producida en China, India y Europa pero no la producían. Recién durante la ocupación inglesa se  comenzó la plantación de caucho en Malasia y la explotación de minerales; en épocas recientes estos lugares maravillosos por sus paisajes y sus playas con sus aguas turquesa, comenzaron a desarrollar también el turismo e industrias con valor agregado.

Rutas de la seda (rojo) y de las especies (azul) (clic: agrandar)

La ruta de la seda por tierra es antiquísima pero se desarrolló recién durante el imperio de Alejandro Magno. Tenía más de 7.000 Km hasta el Bósforo (trazo rojo en el mapa de arriba) y unos 11.000 Km desde la actual Xi‘an en China hasta la actual París, las mercaderías se transportaban en caravanas de camellos, es de imaginar los peligros que acechaban en semejantes distancias y llevando mercaderías tan valiosas. La ruta marítima (trazo azul) entre occidente y el lejano oriente se llamaba la ruta de las especies pero en realidad en ambas se comerciaba de todo, al principio la ruta marítima abarataba los costos y parecía más segura pero al estar obligados a pasar por el estrecho de Malaca el lugar atrajo a piratas y hasta hoy es un paso peligroso con numerosos abordajes de barcos.
 
Kuala Lumpur (Malasia)

Siendo tan antiquísima y densa la historia de estos lugares, solo destacaremos algunas cosas interesantes de los lugares visitados en el itinerario (chinches amarillas) por Malasia y Tailandia y que tenía por destino final las islas Phi Phi.

Monumento nacional de Malasia

El Monumento nacional de Malasia  recuerda las batallas heroicas de los soldados contra los japoneses que ocuparon toda la región en la II Guerra Mundial, es el grupo escultórico de bronce más alto del mundo, fue realizado en Italia y está en Kuala Lumpur.


En la base de granito dice “Que la bendición de Alá sea con ellos”, esto ya nos indica que Malasia es un país musulmán, al menos oficialmente.  Es interesante ver también que la bandera de Malasia es semejante a la de EEUU, pero averiguando el por qué, ocurre que en realidad tanto la de Malasia como la de EEUU están inspiradas en la bandera de la Compañía Británica de las Indias Orientales creada en 1600 y que duró hasta 1858.

Banderas: Izquierda Compañía de Indias, centro Malasia, derecha EEUU

Torres Petronas

Las Torres Petronas son hermosas con mayúscula, mucho mejores de lo que puede mostrar cualquier fotografía, son de acero inoxidable brillante y evocan una tradición islámica. Es un orgullo que hayan sido diseñadas por el arquitecto tucumano César Pelli, están en pleno centro de Kuala Lumpur. Debajo de las torres hay un inmenso y lujoso shopping.

Penang
 
Muchos pueblos intentaron dominar el estrecho de Malaca, pero todo cambió con la llegada de los barcos europeos, primero fue Vasco de Gama que llegó a India en barcos capaces de grandes travesías y dotados de poderosos cañones, quizás del mismo fabricante alemán que le proporcionó la gran bombarda a los turcos con la que destruyeron las murallas de Constantinopla. Fue este hecho el que interrumpió la ruta de la seda por tierra, que pasaba por el estrecho del Bósforo en la actual ciudad de Estambul (ver el post 108). Más adelante se desarrolla el imperio ultramarino inglés de la mano de la Compañía de las Indias Orientales  y es entonces que, viendo la ubicación estratégica de la isla de Penang, decidieron establecer un fuerte para controlar el estrecho, pero no había ni un claro en la costa. Dicen que sir Francis Light, para poder desembarcar en esta isla selvática atiborrada de gente peligrosa, llenó sus cañones de monedas de oro y plata y las lanzó sobre la selva de la costa, los pobladores se lanzaron con sus machetes a buscar las monedas, hasta que habiendo “desmontado” lo suficiente desembarcó y fundó lo que es hoy la ciudad de Georgetown.

Ciudad de Georgetown en Penang

Torre del reloj de la reina Victoria (fotograma de filmadora)



Apenas bajamos a esta hermosa ciudad encontramos esta torre que es un memorial a la reina Victoria, atrás se ve el barco, George Town tiene muchos edificios de arquitectura colonial por la que ha sido nombrada Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO. 
Típico edificio colonial cerca del puerto

Templo Budista Kek Lok Si con su colorido típico


Este templo budista está sobre una colina y tiene numerosos edificios, monumentos, jardines, estatuas de buda que posiblemente estén recubiertas de oro y las infaltables tiendas de suvenires. 

Gran cantidad de Budas con la esvástica invertida

Langkawi

Es un archipiélago que está en el mar de Andamán, significa águila marrón y es un atractivo ver cómo estas aves se lanzan al agua y pescan con las patas. Es un lugar imperdible, el crucero para solamente un día no dando tiempo de aprovechar tanta belleza

Arribo al muelle de Langkawi

Desde este muelle en el río Kilim se va a los diferentes atractivos


Hay unas cavernas con murciélagos, a la salida nos encontramos con numerosos monos, víboras, cangrejos en medio de tupidos manglares.

Águilas marrones pescando en el río Kilim

 Kilim Geoforest Park casi en la desembocadura del río.

Como este blog está centrado en Tinogasta, hasta este remoto lugar nos proporciona reflexiones interesantes, cuando en la década de los 80’ un grupo de tinogasteños comenzó con gran entusiasmo la promoción del paso de San Francisco, en las numerosas reuniones que se hacían siempre preguntaba que teníamos nosotros en cantidades para exportar producido en Tinogasta que justificara la gran inversión que se proponía, me contestaban que pasarían productos de Tucumán, del norte de Córdoba de las compañías mineras y que alguna vez sería un corredor bioceánico que incluiría hasta Brasil.  Pero nosotros que éramos ya viajeros frecuentes habíamos visto que los pueblos en los pasos fronterizos no mostraban un gran desarrollo. Llegamos entonces a la elemental conclusión de que no es lo mismo ver pasar la riqueza ajena que producirla, el gran dinero es de los que producen la riqueza, de los mercaderes que la transportan y de los que la aprovechan en el otro extremo del camino. Por Malaca pasa la mitad de comercio marítimo mundial y es una zona de piratas.

No hay comentarios: