lunes, 23 de febrero de 2009

71 - Dunas de Tinogasta

Habíamos dicho que una de las finalidades de la movida cuatriciclera, era poder mostrar atractivos de Tinogasta, que parecían excluidos de los folletos turísticos, como si solamente el norte del departamento tuviese lugares interesantes.

A las 16:30 partimos con el amigo y vecino Marcelo García, rumbo a las dunas situadas hacia el lado occidental de las sierras de Copacabana; como para entrar en calor, recorrimos parte del circuito para cuatriciclos que está ilustrado con algunas fotos en el sitio: Lejana Tinogasta : http://sites.google.com/site/lejanatinogasta/ donde muestro una fotografía “artística” sacada sin quererlo el sábado 21 de febrero, llamada “loros a contraluz”. Una vez próximos a la Montura del Gigante, abandonamos la ruta enfilando para el cerro, donde hay una figura que recuerda a Cristo, formada por inyección de magma en las rocas graníticas cuando el perfil era horizontal en tiempos precámbricos, hace más de 570 millones de años, muy deformadas por la tectónica de placas e inclinadas por efecto del ondulamiento producido en la orogénesis de las sierras pampeanas.

Sierras en La Puntilla, las franjas blancas son inyecciones de magma en el precámbrico.

Unos metros más adelante nos acercamos a un corral de cabras y un rancho, de donde salió una jauría de perros detrás del cuatriciclo de Marcelo, después me perseguirían a mí, debo reconocer que estas correrías de perros detrás o a la par del cuatriciclo, son una de las diversiones más emocionantes que tienen las excursiones.
Corral de cabras y rancho, al fondo fajas magmáticas.

Más adelante, siempre bordeando la montaña, se observa el efecto de foliación que han recibido estas rocas graníticas (gneisificadas) por las tremendas fuerzas de compresión.
Rocas graníticas transformadas por la presión

Además de motivos de interés geológicos, la zona es muy abundante en especies arbustivas y arbóreas que no abundan en otros lugares, también hay flores que parecieran salir del suelo.

Flores más grandes que la planta nos saludan al paso

Para no seguir extendiéndonos en detalles, por fin llegamos al comienzo de las dunas:

Vista hacia el norte desde los comienzos de la duna.



Al llegar a un punto medio, la duna presenta un arena muy suelta que hace resbalar el cuatriciclo de Marcelo, especial para lanzarse en sandboard . La posición exacta de este punto es: S28 8.563 W67 32.449 y está a 1.247 m de altura.


Arena suelta en la mitad de la duna.


También hubo tiempo para el recuerdo ¡si habremos pasado por esas vías! Hoy poblada de árboles que dan cuenta de los años transcurridos desde el último tren.

Algarrobos entre las vías del ferrocarril

Al regreso, una nueva y divertidísima persecución de perros, como hay que oprimir el acelerador con la mano derecha la siguiente foto fue tomada sin mirar la escena apuntando al voleo hacia atrás con la mano izquierda:

Jauría por detrás del cuatriciclo

Un fragmento de video puede verse en YouTube:

http://www.youtube.com/watch?v=9gWEO0FT-wM

Ultima foto con el fondo del río Colorado, el caballo mecánico se toma un merecido descanso.
Longitud del paseo 27 Km, tiempo: 1 hora 54 minutos, velocidad promedio 14 km/h.

Puente del río Colorado y al fondo el Gigante dormido.

jueves, 19 de febrero de 2009

70 - La industria de la pobreza

Ya está claro según puede leerse en gran cantidad de medios, que la mal llamada democracia ha sido desnudada como una forma de clientelismo perverso, que no repara en acciones muy pero muy dañinas, con tal de lograr que las masas sometidas, respondan en las elecciones para asegurarles el puesto público a una minoría de parásitos que han hecho de la política su medio de vida.

Todos los representantes de esta clase oprobiosa de degenerados políticos, cultivan un discurso donde siempre están presentes las expresiones “justicia social”, “redistribución de la riqueza”, “los más necesitados”, “los más vulnerables”, etc. sin decir la verdad de que la única forma de combatir la pobreza es produciendo más riqueza. Pero no se conforman con mentir alevosamente sobre el origen verdadero de la pobreza, o sea ellos mismos, la pobreza real se extiende como una mancha, junto al mapa de la ignorancia destruyendo los cimientos mismos de una patria traicionada.

Se acercan las cosechas y cada vez es más difícil encontrar obreros porque temen perder el plan social si tal o cual puntero políticos los sorprende trabajando. Además en los comienzos de la vendimia, donde hay que levantarse temprano, no encuentran mejor manera de intoxicar la mente y el cuerpo de los tinogasteños que trasnocharlos en un festival mal llamado de “La Vendimia” cuando en realidad ya no han quedado viñateros en el departamento y los pocos que a duras penas conservan alguna viña no tienen nada que festejar, habida cuenta que “producir” se ha borrado del diccionario local para dar lugar a las formas más abyectas de entregarse a la dádiva y al facilismo.

Si todavía quedaran suficientes viñateros en Tinogasta deberían exigir que cambien el nombre a este festival, ya que produciendo menos de la décima parte de uva que Chilecito, no tiene sentido un festival con ese nombre. A juzgar por la realidad debería llamarse “Fiesta de la Vagancia” o “Fiesta del Ñoqui” o "Festival de la licencia médica"o quizás "Festival del huelguista". Otro nombre que vendría acorde a la realidad es “Festival del mal educado”, ya que las reglas universales de la buen comportamiento en sociedades civilizadas, establece claramente que en primer lugar esta “el otro” y en Tinogasta, al bloquear casi en forma total durante semanas, las cuatro calles de la plaza principal, lo que se están diciendo es “primero yo” y el otro que se embrome.

Innumerables comentarios dan cuenta de la barbarie que significa haber hecho esto y la ausencia total de autoridad para establecer un orden elemental en el pueblo. Hasta se habló de una persona que no la dejaron pasar a la farmacia de turno que estaba en el perímetro bloqueado. Los “ranchos” que siguen después del festival, ponen a la gente sobre un pavimento caliente y lejos de justificar lo popular de estos lugares de encuentro gastronómico, solo manifiestan la escasa calidad cultural y el nulo respeto por los demás de los organizadores.

Alguien dijo que en Cosquín también hay una plaza festivalera que se bloquea, pero no es la plaza principal de esa localidad, y aunque también me parece mal, tienen el atenuante de ser un lugar exclusivamente turístico, donde gran parte de los presentes fue a entretenerse, mientras que en Tinogasta fue y debiera seguir siendo un lugar productivo y los ruidos a altas horas de la noche que no dejan descansar al que trabaja o al que tiene que estudiar, muestran a las claras la cara corrupta de una sociedad insignificante. Quien haya salido de Argentina alguna vez sabrá que en el resto del mundo y comenzando por el vecino Brasil a las 9 de la noche no queda un alma en las calles, porque en todas partes se tiene claro que hay que levantarse temprano para hacer más grande su país.

Los festivales y los “ranchos” deberían estar en un club o lugar a propósito, limpio, higiénico, estético y alejado del centro, dejando la plaza para el pueblo, que son todos los tinogasteños y no solamente los que nada tienen que hacer al día siguiente, respetando las leyes y la Constitución Nacional, sin molestar a los demás como hacen en Mendoza, donde la fiesta de la Vendimia, que allí si se justifica porque son los principales productores de la industria vitivinícola del país, su fiesta la realizan en el anfiteatro Frank Romero Day en el “Cerro de La Gloria” a varios kilómetros de la ciudad.

69 - Mini excursiones

Con este post, iniciamos una nueva etiqueta que llamaremos “Geografía” y que tendrá por objeto contener las imágenes y comentarios generales recogidos en las numerosas excursiones en cuatriciclo por los campos de Tinogasta. Mostraremos tanto la flora y la fauna como distintas formaciones geológicas de este departamento mineral, con rocas de todas las edades, un lugar lleno de riquezas naturales, apreciado por los entusiastas en las ciencias de La Tierra.

Campo de retamas cerca de una mina de hierro en San José (S27 59.167 W67 32.391)

Intentamos ir a la mina Vilachay (S27 52.057 W67 27.693) [1], donde había estado en varias oportunidades, pero una creciente silenciosa había bajado la noche anterior borrando el camino, todavía corría un poco por los arroyos esa tarde. Había cargado el cuatriciclo en una camioneta pero no pude acercarme a la mina por lo intransitable de la zona, resignados volvimos hasta La Florida y por la orilla de la montaña tratamos de llegar a una mina de hierro abandonada (S27 58.000 W67 29.500), donde cierta vez fui con un conocido minero, llevando un contador Geiger - Muller de su propiedad. El práctico me indicó las piedras, abundantemente distribuidas en la superficie, que contenían el mineral denominado pechblenda, un óxido de uranio cuya radiación ionizante era indicada tanto por la aguja como por las señales sonoras del contador. El interrogante de si aquella mina realmente fue de hierro o de uranio quedará por el momento en la duda, también había bastantes rocas de mármol de excelente calidad.

Pero al acercarnos a la quebrada Abra Paraguay, encontramos (foto), un verdadero campo de retamas (nombre científico: Bulnesia retama) que después fue haciéndose más tupido y agregándose ejemplares de breas, pichanas y variedad de cactus, terminando por obstaculizarnos el paso. Para no extenderme en las características de esta muy útil especie aprovechada localmente para madera de viñedos por su duración enterrada y las calorías como leña, pongo un vínculo de la FAO, uno de los numerosos herbarios electrónicos donde se puede ampliar la información:

http://www.fao.org/Regional/Lamerica/redes/sisag/arboles/Arg-bul.htm

En otra excursión que se puede llegar al lugar en 5 minutos partiendo desde la plaza de Tinogasta, nos encontramos con un campo de breas (Cercidium australe):

Breas, cuando florecen lo hacen en llamativos racimos de flores amarillas

Al lugar se accede por la calle de Los Palacios donde está la escuela, pasando el canal a pocos kilómetros del centro de Tinogasta.

Toro acechando en el camino, al fondo las Sierras de Famatina

Avanzando hacia el norte encontramos un pichanal:

Pichanas, al fondo campo La Aguadita

El nombre vulgar ” pichana” (Psila spartioides) viene del verbo quichua píchanay, que significa barrer. "Pichana" sería "con lo que se limpia". Las montañas del fondo muestran su origen sedimentario ya que son muy visibles las distintas capas que la forman y que corresponden a areniscas del terciario. El tema muy interesante, se tratará con más detalle en otro post.

En todas estas mini excursiones llevamos encendido el GPS a fin de practicar su uso y poco a poco vamos descubriendo notables características, por ejemplo el GPS mostrado en el post 67, trae un software llamado MapSource donde se vuelcan los datos del dispositivo, lo último que descubrí es que una vez que se tiene un trayecto o ruta en el mapa que muestra el programa: ¡¡se puede ver el mismo en Google Earth!!

Vista del trayecto Santa Rosa - El Puesto, por el portezuelo del dique en MapSource

Si en el menú ver de MapSource seleccionamos: Ver en Google Earth, aparece así:

El trayecto anterior visto sobre imagen satelital de Google Earth.

Por último, para quienes estén por adquirir un GPS, deberán ver detenidamente para que lo van a usar, un amigo de “La Barra” tiene un Garmín Nuvi 360 y es absolutamente distinto al GPSmap 76 CSx descripto en este blog. Siendo principiantes con mucho por aprender y compartiendo experiencias, el Nuvi es para gente que viaja en vehículo por el país, tiene una cantidad de funciones que el GPSmap no tiene y a la inversa. El Nuvi reproduce MP3, se le puede hablar y contesta con voz, pantalla táctil, imagen 3D de todas las ciudades, indica radares, curvas, peligros, etc. El otro es más para ingeniería.

[1] En lo posible pondremos las coordenadas de los puntos citados o visitados, de tal manera que quien desee conocer los lugares tenga una referencia exacta. Se ha utilizado el formato utilizado por los GPS más conocidos que dan la posición de un punto en grados de latitud sur (S) y norte (N) y longitud oeste (W) y este (E) con grados y minutos con 3 decimales, en lugar de darlos en grados, minutos y segundos, positivos o negativos, como nos enseñaron en la escuela.

domingo, 8 de febrero de 2009

68 - El Zanjón

7:30 de la tarde del sábado, el calor cedía y el sol ya buscaba su lecho de sueño cuando salí raudamente a dar un paseo en el cuatriciclo. Al aproximarme al puente que hay en el zanjón camino a Costa de Reyes, había una persona detenida al lado de un pequeño cuatri, me saludó sonriendo, ahora nos unía la cabalgadura, pensé que recién salía de la enorme zanja, restaba encontrar por donde bajó desde el camino al lecho del cauce seco.

Por una huella muy empinada bajé con cuidado y una vez en el suave fondo de arena, desboqué el cuatriciclo por las serpenteantes barrancas, hasta que el ruido ensordecedor de grandes bandadas de aves me advirtieron de la llegada a la ciudad de los loros.

Cuevas de loros en las barrancas del Zanjón

Todos los “departamentos” que poseen los loros en estas barrancas gredosas, están a la misma altura, seguramente la inteligencia universal de los animales les permitió encontrar el nivel de máxima seguridad para protegerse de los depredadores, a unos 6 metros del fondo del cauce y a unos 2 del suelo con árboles, es difícil acceder a estas cuevas donde pareciera que viven en familia pareja de loros con su descendencia. El rugir del cuatriciclo asusta a muchos de ellos que escapan hacia la copa de los árboles desde donde observan el panorama.

Véase en la imagen la cantidad de huellas de cuatriciclos que recorren este lecho, que cuenta con innumerables bifurcaciones, esa tarde avancé solo 8 kilómetros y di la vuelta, al ir llegando al puente, pasé por debajo del acueducto colgante que regaba la finca de Laluf en la década de los 70’ y que hoy totalmente destruida su estructura metálica, sostiene un grueso tubo de plástico.

Acueducto colgante en el Zanjón

Al llegar al punto donde ingresé, decidí seguir de largo por debajo del puente recordando que el cauce desemboca cerca del río Colorado, a partir de ahí ya no había huellas de cuatriciclos, lo que preanunciaba un camino con posibles sorpresas, unas curvas más adelante siento un fétido olor cadavérico y me encuentro con una gran cantidad de buitres en pleno banquete de un caballo muerto, si bien algunos buitres ignoraron mi paso por el lugar, muchos se echaron a volar.

Buitres en vuelo en el ocaso del día

El cauce seguía ancho pero de pronto comenzó a estrecharse y en sus orillas cada vez había más y más vegetación, cuando ya solo tendría unos 3 metros de ancho, cual sería mi sorpresa cuando me encontré con un cuatriciclo azul que venía de frente, conducido por Amanino, hijo de Rorro nombrado varias veces en este blog, pasamos rozándonos y unos kilómetros más adelante aparecí de pronto en el río Colorado.

Ultima luz en el río Colorado, al fondo el puente.

Y ahora ¿cómo salgo del río? me pregunté ya que a ambos lados, las cortaderas formaban una espesura imposible de atravesar, pero como un premio del destino Amanino dejó las huellas de su cuatriciclo, que me indicaron por donde ingresó en sentido opuesto al trayecto, seguí esas huellas hasta encontrarme con el viejo camino, el que existía antes de la construcción del puente. Ya casi cubierto de arbustos avanzaba velozmente hasta que pasando por detrás de la Montura del Gigante, desde un rancho, apareció una jauría de perros, todos del mismo color marrón claro que se me vinieron al humo, con un poco de susto pegué unas aceleradas para dispersarlos pero uno me seguía a toda velocidad y pese a que le di al acelerador el aliento del perro soplaba mis tobillos hasta que un arbusto que venía me salvó al estrecharme contra él impidiendo que el perro pasara. Con incontenible emoción y tremendas risas en soledad, subí a la ruta para emprender el regreso.

Cuando llegaba a la plaza de Tinogasta, una enorme bandada de pájaros revoloteaba buscando la copa de los árboles.

Pájaros en la plaza de Tinogasta

Cuando llegué a casa miré la hora, eran las 8:30 una hora exacta desde que partiera, mientras lavaba el cuatriciclo que se llenó de greda colorada del río, recordaba pasajes de mi vida en las ciudades donde viví, resultaba tan evidente la ventaja de vivir en un lugar como Tinogasta, que en la mitad del tiempo que emplea una persona en volver a su casa del trabajo, me había permitido a mí, gracias al cuatriciclo tener toda una aventura y hasta fotografiada pese a la escasa luz.

sábado, 7 de febrero de 2009

67 - GPS

Continuando el capítulo anterior, lo que dimos en llamar “proyecto cuatriciclo” implicaba también incorporar la moderna tecnología GPS (Global Positioning System) (Sistema de posicionamiento global), en razón de que aportan un verdadero seguro de vida para quienes abandonan las rutas adentrándose a lugares desconocidos, en donde el suelo pudiera ser pedregoso y el cuatriciclo no dejar huellas visibles para desandar el camino. Con este sistema en cambio, ni siquiera importa volver por el mismo trayecto ya que el GPS indica en todo momento la dirección donde se dejó el punto de referencia.


GPS Garmín con altímetro barométrico

Supongamos que queremos visitar la laguna de Los Aparejos, cargamos el cuatriciclo en una camioneta y llegamos a La Coipa (antes de Las Cortaderas), bajamos el cuatriciclo y marcamos en el GPS un waypint (punto del camino), a partir de ahí nos vamos a la laguna, mientras el GPS con una flecha gruesa de color rojo apunta siempre al waypint, además una flecha más delgada apunta en la dirección en que nos movemos.


Si al regresar perdimos el camino no importa, tenemos dos mecanismos para volver a la camioneta: el primero es, si no queremos volver por el mismo lugar, tratar de que la flecha de nuestro movimiento coincida con la del puntero al waypoint, aunque para vadear un obstáculo tengamos que desviarnos momentáneamente de la dirección correcta y el segundo, volver por el mismo camino, para lo cual usamos el trayecto que va marcando automáticamente el GPS, al regreso, nuestra posición está representada por un pequeño triángulo negro que apunta en la dirección que nos movemos y el camino por una línea rosada gruesa, entonces basta con no salirse de la línea que seguro nos conducirá a la camioneta.

El sistema GPS, actualmente es operado por el Departamento de Defensa de los Estados Unidos y funciona mediante una red de 27 satélites (24 operativos y 3 de respaldo) en órbita sobre La Tierra, a 20.200 km, con trayectorias sincronizadas para cubrir toda la superficie.


GPS detectando 7 satélites en Tinogasta

Estos aparatos funcionan mucho mejo afuera de las viviendas, razón por la que se fotografió en un jardín, donde se ve que en ese momento detectaba 7 satélites cuyas intensidades de señal la indican la altura de las barras inferiores del mismo color del satélite, que llevan el número correspondiente y que se ven en un círculo central. El funcionamiento que puede leerse extensamente en Internet, es básicamente por triangulación y por conocerse la posición exacta de los satélites en relación a La Tierra por medio de un reloj atómico que posee cada uno de ellos. En resumen, representan un alarde de la ciencias físico matemáticas que tras una gigantesca inversión para poner en órbita todos estos satélites, hoy están disponibles en forma gratuita para todo el mundo contradiciendo en alguna manera a quienes rechazan la globalización y a los EEUU.

La parte más útil del GPS comienza cuando se vuelcan a la computadora los datos que va adquiriendo en forma automática el aparato a lo largo del trayecto:

En color amarillo tramo Istataco Tinogasta

El software que trae el GPS permite estudiar en profundidad el perfil del camino recorrido, con las distancias, alturas, velocidad, etc. en los numerosos puntos que va tomando. Si el trayecto en algún momento se cierra queda definida el área interior a la poligonal respectiva.

66 - Cuatriciclos

En esta entrada diré lo poco que se hasta ahora, sobre estas verdaderas joyas de la ingeniería llamados ATV (All terrain vehicle) (vehículo todo terreno), en la esperanza de que algún día se pueda integrar un grupo de aventureros, con el objetivo de explorar los atractivos turísticos de Tinogasta.

Un vehículo todo terreno (ATV) es definido por el American National Standards Institute (ANSI) como vehículo que viaje con baja presión en los neumáticos, con un asiento que es montado por el operador, junto con un manubrio para el control de manejo.

Presiones de neumáticos en PSI (Pounds for Square Inch) (libras por pulgada cuadrada), en Argentina simplemente “libras”, según la carga y el terreno:

Cuatriciclo: 3 a 5 PSI
Auto mediano: 30 a 32 PSI
Camioneta: 38 a 45 PSI
Camión grande: 120 PSI

El manubrio es una barra de unos 75 a 80 cm, que con los brazos del operador forman un triángulo resistente que permite el dominio de la dirección con movimientos imperceptibles, sería impensable que estos vehículo aún contando con 4 ruedas, pudieran tener un volante como los autos ya que en el vértigo de la corrida no darían tiempo a girarlo.


ATV Polaris 500 cc, 30 HP 4x4, con palanca de alta, baja y retroceso

Si pensamos que vivimos en un pequeño pueblo en un enorme departamento como es Tinogasta: 23.582 Km2, más grande que 47 países del mundo y si agregamos que la red vial asfaltada entre la provincial y la nacional no supera los 500 Km, resultaría que asignándole un ancho de 10 m (en realidad es menor) daría una superficie asfaltada de 5 Km2 = 0,02 % de la superficie total. Entonces si tenemos un auto moderno que por su despeje del suelo solo puede andar por asfalto, nuestro “grado de libertad” sería ínfimo, con una camioneta podríamos agregar los 315 Km de rutas enripiadas pero no cambiaría mucho la cifra. Con un ATV nuestro grado de libertad se expande enormemente de 0,02% a casi 60 %, quedando excluidas solo las montañas de laderas inclinadas o muy elevadas.

Si observamos el diseño de estas máquinas encontramos complejísimos problemas de maximización, cada milímetro del vehículo ha sido estudiado a la perfección para poder vencer todas los obstáculos que pudieran presentarse, no obstante debemos aclarar que hay una gran variedad de diseños adaptados a las diferentes condiciones de uso.
El que busque en Internet elementos comparativos, sobre todo la opinión de los usuarios, a fin de decidir la compra de un cuatriciclo, verá que es un mundo aparte, donde muchos poseedores de una determinada marca, tratan de denostar a las otras y encontrar las insuperables ventajas del modelo que tienen. En verdad seleccionar un cuatriciclo es una tarea ardua, que comienza al preguntarnos ¿Para qué lo voy a usar? y como puede ser para trabajo y aventuras, debe seleccionarse la de mayor exigencia.

Nuestro criterio de selección se basó en lo siguiente: consientes de que la mayor parte de los viajes los haremos solos con mi infatigable esposa Nélida, debía ser un cuatriciclo seguro y potente, por una afección en la columna vertebral que me impediría esforzarme para sacarlo si se enterrara, debía contar con doble tracción y baja. Muchas marcas poseían estos atributos pero solo una ofrecía un sistema de suspensión único, el Polaris, ya que han patentado un sistema que hace independientes las ruedas traseras:

Polaris Sportsman 500 HO visto de atrás

Se observa que las ruedas traseras no están vinculadas por un solo eje como en las otras marcas; al ser independientes, si agarra una piedra solo sube esa rueda con un recorrido de 241 mm sobre dobles trapecios y las delanteras también independientes sobre trapecios simples con un recorrido de 208 mm. Por último esta marca presentaba la ventaja de no tener cambios de velocidad ya que es automático evitando las caídas de revoluciones en cada cambio. El motor es independiente de la caja reductora trasera y transmite la fuerza por un una correa y un sistema de poleas variadoras del diámetro que al ajustarse por la fuerza centrífuga proporcional a las revoluciones del motor, incrementan la velocidad de giro de la polea del reductor en forma lineal y no a saltos como los que tienen cambios de marchas.

La sensación al andar es de gran suavidad en partes por la suspensión pero también por el peso: 350 Kg que más el operador, el pasajero y la carga puede superar los 500 Kg. Pero la mayor satisfacción la proporciona su poderosa aceleración, apenas se oprime el acelerador tiende a levantarse de adelante, razón por la que inclinamos el cuerpo en esa dirección y en pocos segundos alcanza los 80 km/hora. Al andar entre los autos en la ciudad, todos parecen lentos y no es fácil conducirlo a poca velocidad razón por la que frecuentemente pasamos vehículos sin aparente necesidad.

Por último es necesario advertir que es un vehículo peligroso, nunca debe caer en manos de menores de 16 años, hay que aprender a respetarlo antes de que ocasione lesiones que pueden ser graves. Para ver numerosas fotos del Sportsman 500 H.O. en distintas situaciones:

http://www.quadszone.com/v3/blog/96/polaris-sportsman-quad-atv/

viernes, 6 de febrero de 2009

65 - Los Nacimientos


Cuatriciclo Polaris a orillas del río Abaucán en Los Nacimientos, Medanitos

Ni en las más sofisticadas atracciones de Disney World viví una sensación tan vertiginosa como la del camino que tuvimos que recorrer por entre unos enormes medanales, llenos de arbustos donde la huella dejada por un tractor doble tracción, serpenteaba entre subidas y bajadas de arenas blandas que debímos atravesar en una loca carrera para no perder envión hasta que por fin la blanca escena se transformó en verde vergel, donde nos detuvimos a contemplar flamencos y garzas que andaban por el río.

Lamentablemente al ir conduciendo el cuatriciclo a bastante velocidad, no tuve tiempo de tomar fotografías de este insólito camino, pero prometo agregarlas apenas vuelva al lugar ya que habiéndolo reconocido podré la próxima vez detenerme en alguna parte.

Con esta entrada damos comienzo a una nueva etiqueta que llamaremos “Cuatriciclo”, donde iremos contando las aventuras que realizaremos en un ATV (All terrain vehicle) (vehículo todo terreno), destacando sobre todo las imágenes de los lugares visitados como un aporte a la difusión de los variados paisajes que tiene nuestro departamento.

El “proyecto cuatriciclo” tiene tres orígenes: el primero relacionado con el trabajo en la finca “Istataco” y la necesidad de encontrar una solución al grave problema de las personas que se establecieron aguas abajo de la toma (ver fotografía siguiente) y que “ahorcan” la acequia de riego obligándonos a devolver al río la mitad del agua trabajosamente captada ya que no puede pasar con todo su caudal por los tramos donde estas personas plantaron álamos, sauces y viñas sobre el cauce y atravesaron alambrados para cerrar los terrenos.

Pese a las continuas advertencias y notificaciones extrajudiciales ninguno se presta a corregir algo que va en perjuicio de todos, desde el momento que por sacar un poco de agua para regar media Ha, obligaron a abandonar 80 Has de cultivos a la finca Istataco con la consiguiente pérdida de numerosas fuentes de trabajo que hubieran aprovechado sus propios hijos.
Los Nacimientos, a la izquierda, agua derramada al río por el bloqueo de la acequia.

En segundo lugar trataremos de demostrar que es falsa la idea que solamente Fiambalá tiene riquezas turísticas, las que mostramos en este capítulo pertenecen al distrito Saujil que comprende desde el pueblo homónimo hasta el límite con Antofagasta. Es en Saujil donde están las dunas, tanto las de Tatón, como las de Medanitos y también las del mismo y pintoresco Saujil.
-

Los Nacimientos, sobre una duna con vista hacia el este
-


Dunas de Istataco, desde el mismo punto anterior con vista al oeste

Las dos últimas fotos, tomadas desde el mismo punto, muestran en forma elocuente el contraste entre la aridez del escenario que abarca toda la región y el espectacular verdor del valle de Medanitos, desde Los Nacimientos hasta Saujil.

En tercer lugar, hay que reconocer, es la movilización de viejas ideas que fueron sacudidas por el paso de los centenares de vehículos del rally Dakar a pocos metros de Istataco. Es un efecto intangible que no se evalúa cuando solo pensamos en un supuesto daño ambiental, pero sin lugar a dudas el peor daño es el de la propia ignorancia, la indolencia y el conformismo que nos arrastra a la nada, a la negación del ser activo capaz de aprender y participar de todos los desafíos del mundo moderno.

Fue también consecuencia del Dakar que el proyecto cuatriciclo nos llevó a entrar en el mundo de los GPS (Global Positioning System) (Sistema de posicionamiento global) que trataremos en próximos capítulos.