sábado, 12 de enero de 2008

23 - La foto

Habiendo viajado a la ciudad de Buenos Aires y encontrando por fin la foto de “La Barra” que quería agregar al principio del blog y que tanto busqué sin encontrarla en Tinogasta, decidí publicarla como un nuevo capítulo en lugar de avisar que la agregué en el capítulo (4) Los discursos, donde correspondía ir por los temas que se trataron en ese capítulo.

Haré una breve semblanza de cada uno de los personajes que aparecen en la foto tratando de reflejar el tiempo vivido, lamentando que había más personas pero que no aparecen en la
imagen.

Hotel de Turismo año 1974

La Barra, tradicionales cenas en el Hotel de Turismo año 1974, de izquierda a derecha: Faruk Cabur (recortado),Pedro Laluf, César Cuello, Humberto Orquera, “Negro Saleme” (oculto), Carlos Navas, ¿?, Armando Agüero, Roberto Sarquís, Carlos Capardo, Humberto Cuello, Alberto Villacorta, José Herrera, Mustafá Assad, José Herrera y Eduardo Herrera.

Faruk Cabur era un activo comerciante, continuador de su padre de origen libanés. Manejó distintos rubros, en la época del “rodrigazo” poseía una casa de electrodomésticos pero las vicisitudes de un país imprevisible lo perjudicaron apareciendo al tiempo con otro rubro.

Este pintoresco personaje ha sido nombrado varias veces en este blog ya que es con quien más discutimos de religión, siendo musulmán junto a Pachá, que no sale en la foto, chocaba constantemente con una mayoría agnóstica o decididamente católica.
Contaba que su padre entre tantas cosas que vendía tenía bajo un mostrador damajuanas con un vino mal elaborado que explotaban con estruendo, era tal el temor de acercarse por esa parte que solo una empleada entrada en kilos tenía el suficiente coraje para arrastrarlas con un bastón y animarse a sacarles el corcho para tirar el vino y así poder vender la damajuana vacía.

Siguiendo por la izquierda se encuentra “Pico” Laluf, hijo de Pedro “Pipo” Laluf que en ese tiempo era el empacador de pasas más grande de Catamarca con varios establecimientos agroindustriales que daban trabajo a unos cien empleados.

El siguiente, el autor del blog junto a Humberto Orquera y a Armando Agüero (primero de la derecha al fondo), conformamos el grupo del Centro de Viñateros que produjo los imprevistos resultados narrado en el capítulo (2) Del truco al debate. Orquera fue una persona de importancia para el autor ya que en el año 1976 tras una situación desafortunada, mi padre y mi hermano me separaron de la sociedad familiar a la que había entregado todo mi esfuerzo, enterándome de tal circunstancia en una institución bancaria. Ayudándome a superar este incidente, Orquera me dio trabajo en su finca de La Puntilla donde me desempeñaba como obrero clavador de cajones hasta que por fin decidimos la construcción de maquinarias procesadoras de pasas que tenía planificadas con lo que inicié mi propia empresa.

“Negro” Saleme, agricultor y minero, trabajaba las famosas canteras de mármol ónix en La “Coipa” más allá de Chaschuil en la Cordillera de Los Andes. Orador vehemente, se destacaba por tratar sobre toda clase de temas, característica heredada por su hijo Pedro Saleme.

Carlos Navas Guerrero, sanjuanino, llegó a Tinogasta como gerente de “Bodegas y Viñedos Santiago Graffigna SA”, más adelante intendente de Tinogasta, también vehemente orador y muy activo participando en toda clase de eventos del departamento.

A la derecha al fondo Armando Agüero, de quien ya se hicieron referencias en varias partes del blog. Fue director de escuela, comerciante y viñatero. Gran orador, ambientalista y escritor, tanto dentro de “La Barra” como fuera de ella sus discursos estuvieron presentes en casi todos los eventos sociales.

Roberto Sarquís, importante comerciante que en un momento fue propietario de casi la mitad de la calle principal próxima a la plaza, su hijo “Negro” Sarquís también presente en esta cena pero no sale en la foto, fue parte de la sangre joven de La Barra que alegraba con su humor las largas noches de discusión y los periplos por lugares insólitos como la mina de “los Aparejos” en la alta Cordillera donde también fue Navas, Sierralta, el autor y otros amigos.

Carlos Capardo, oriundo de Santiago del Estero, director de la Escuela Industrial, miembro infaltable de La Barra, excelente amigo y persona.

Humberto Cuello, decano de La Barra, inició el emprendimiento agropecuario “Istataco” en Medanitos, venciendo al bravío río Abaucán con una técnica nueva en la zona.

Jacinto Villacorta, bancario, otro miembro infaltable de La Barra, de un humor sutil y sagaz, lo recordamos siempre como un gran amigo.

José “Yusi” Herrera, comerciante, político (fue senador provincial) y viñatero, miembro consuetudinario de La Barra.

Mustafá “Chacho” Assad, comerciante y político (fue concejal de Tinogasta).

José Elías Herrera, comerciante, industrial, político (fue diputado provincial).

Eduardo Herrera, hermano del anterior y miembros de una importante familia de comerciantes e industriales del departamento.

Como fue dicho en los primeros capítulos, esta foto muestra el hecho poco común, sobre todo si lo referimos a la actualidad, de la integración en un único grupo de varias generaciones. No solo tenía la ventaja de ser una forma de transmitir experiencia desde los más viejos a los más jóvenes, fuera del ámbito familiar, sino la de que todos eran protagonistas y no solo espectadores.

Esta foto correspondía al capítulo de “Los discursos”, porque era norma que a los postres, todos, sin excepción, debían pronunciar algunas palabras, era como una escuela de integración social, como un preparatorio para que los jóvenes ingresemos a la vida por la puerta del diálogo, la convivencia civilizada, las pautas mínimas de buena educación, todas las virtudes, lamentando decirlo que hoy parecen haberse perdido.

Otra cosa que se deduce y lo revela el blanco y negro de la foto, es que en aquella época no había llegado la televisión a Tinogasta, ésta según la opinión de muchos fue la causante de la desintegración de la vida social en nuestro pueblo. Nuestra barra sobrevivió por algo que es difícil de aceptar para muchos pero de lo que tengo pleno convencimiento: no es lo mismo ser protagonista que espectador. La televisión puede tener un bue programa pero es una calle de una sola mano. El diálogo entre amigos es una avenida en la que se interactúa y se aprende hasta de los propios errores, más allá de lo intrascendente que pudiera ser el tema tratado.

Yéndonos atrás en el tiempo, recordamos que a los bailes en los clubes concurría toda la familia: los abuelos, los padres los hijos, los nietos, todos nos divertíamos por igual.

Club Juventud Unida año 1952

Baile en el Club Juventud Unida año 1952, abuelos, padres, jóvenes y niños compartiendo la velada.
De alguna manera era una sociedad jerarquizada, la juventud actual, se avergüenza si el padre entra a buscar a su hija en un “boliche” y dentro del boliche bailan suelto creyéndose muy “piolas”.

Salió en el diario la vez pasada, una entrevista que le hacían a una importante ejecutiva norteamericana que viajaba frecuentemente a Argentina a bailar tango, le preguntaron cual era el motivo de hacer estos viajes tan sacrificados a lo que contestó: porque bailando tango me siento por fin entre los brazos de un hombre. La entiendo a esta señora porque a nosotros nos gustaba muchísimo abrazar por la cintura a las esculturales chicas de la época.

Alguien dirá que cada época tiene sus costumbres lo que es cierto, pero la juventud actual, no toda, manifiesta pertenecer a una sociedad desvirtuada, como si los mayores no hubieran podido o sabido transmitir valores elementales de educación y respeto. Los más de 50 insultos con palabras soeces que enviaron a este blog, supuestamente jóvenes ya que me tratan de “viejo” y no pongo los adjetivos, no solo hacen quedar muy mal a Tinogasta sino a sus padres porque quizás ese vocabulario inmundo que utilizan sean las palabras corrientes en sus hogares.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Ingeniero, casi da en la tecla esta vez. Veni bien encaminado narrando sobre su "barra", hasta que al final nuevamente arruina su exposicion, inclinandose y cayendo en el ida y vuelta al que lo someten las personas que desacuerdan con ud. deja mucho que desear su personalidad, al caer en el mismo terreno de quienes segun usted lo insultan, porque a mi entender mucho de lo que se le escribio se lo tiene merecido.

Anónimo dijo...

que manera de haber marmotas en esa foto!!!! jurasick Park!!!

Anónimo dijo...

creo que si hay muchos de tus familires pero no en esta foto,,en la pelicula que vistes de Jurasick park

Anónimo dijo...

Lo que no entiendo ,porque ,hay tanta gente,que ,critica,cosas ,que ni siquiera,no entienden ,y ni quieren entender,los pensamientos y las maners de ser de un persona,la verdad a los criticos de este blog si no les gusta las cosas narradas por mi gran amigo,,Cesar Alberto(negro)Cuello,sencillamente,no entren y dejen esto para personas no acomplejadas ,un abrazo negro segui adelante.tu amigo desde Almos

FATY dijo...

Hola,muy lindo todo lo que escribistes, soy una tinogasteña que en el año 71 nos fuimos de esa hermosa ciudad,y soy la hermana de un intimo amigo tuyo, que el esta en mexico, y el me dio los informes para que pudiera acceder a esta pagina, cuando leia veia toda la historia como una pelicula, y me acordaba de vos cuando venias a nuestra casa,y cuando yo tenia siete años queria que me lleves a dar una vuelta en tu moto que era de color negro y grandota,me llevastes a dar la vuelta de la manzana,y anduvistes a una velocidad que yo me agarre de vos tan fuerte que se te desprendieron los botones de tu camisa, y mi madre estaba a los gritos,tengo muchisimos recuerdos tuyos,de tu hermano quique, de tu padre,que el era el unico que me compraba las rifas de la escuela,y tengo una anecdota, cuando era chica yo hiba a jugar en la plaza mientras mi madre visitaba a la sra. de yusef, que vivian frente la plaza, yo jugaba con zully, y una noche estabamos jugando a las escondidas, yo fui y me escondi tras un banco y detras del banco habia un arbusto,yo quieta ahi y de repente llegastes vos con una chica, que ella es tu sra. ahora, y estaban abrazados y vos la besabas, yo no me animaba amoverme porque me hubieras visto que era yo y le hibas a comentar a mi hermano y ahi me esperaba una linda paliza, asi que no me quedo mas que quedarme a ver una pelicula de amor en vivo. un abrazo y segui adelante felicitaciones y que Dios te bendiga. FATY.