sábado, 4 de febrero de 2012

96 - Norte de Chile y Tacna

Partimos desde Catamarca el 24 de enero, deteniéndonos para descansar recién en la localidad de Susques a 4.000 m de altura distante 116 km del Paso de Jama. Ya el estar en Purmamarca y atravesar el bellísimo, imponente y majestuoso paisaje del camino de cornisa a Jama, dónde el vértigo de sus profundos precipicios con sus múltiples y coloridas formaciones hubiera bastado para justificar este viaje imperdible.

Decenas de camiones cargados de autos provenientes de Iquique se dirigían a Paraguay, dando muestras de la importancia de este corredor bioceánico que vincula a Chile con  las progresistas provincias de Salta y Jujuy en Argentina, con Bolivia, Paraguay, sur de Brasil y conectando a su vez con la importante hidrovía del Paraná.
Ruta a Iquique por Tocopilla
El segundo día viajamos de Susques a Iquique, pasando por Tocopilla para  tomar el hermoso camino que va bordeando la costa, donde el mar está a pocos metros de una ruta nueva y muy bien vallada.

Corriente de Humboldt (de Wikipedia)

La extrema aridez del paisaje en la región de Atacama y que sigue hasta el Perú se debe a esta corriente marina fría proveniente del sur y de aguas profundas que emergen en las costas del centro de Chile. Por sus bajas temperaturas no se produce la evaporación necesaria para originar lluvias pero enfría el aire al punto de producir neblinas. En este contexto de escases extrema, los chilenos han buscado recursos en la minería y con ella han podido desarrollar una infraestructura vial muy superior en calidad a la de este lado de la cordillera.
Mall del Zofri en Iquique
Iquique con su larga historia desde que fuera territorio de Perú e importante puerto salitrero hasta la primera Guerra Mundial, es hoy una ciudad con una parte moderna muy llamativa en las cercanías de la playa y una zona franca de comercio llamada ZOFRI que es un “mall”  del tipo de los grandes shoppings argentinos pero libre de impuestos. La salida apresurada desde Tinogasta y la necesidad de llegar a la reserva contratada en la hostería de Susques, nos impidió cambiar pesos argentinos en Salta o Jujuy a razón de 130 chilenos por un argentino. En Iquique fue una desilusión comprobar que ningún negocio recibe pesos argentinos, no los reciben a ningún precio y bajo ningún concepto, en consecuencia tuvimos que ir a las casas de cambio donde daban solo 80 chilenos por un argentino con lo que todo resultaba más caro que en Argentina.

Ciudad de Iquique

El próximo destino fue Arica, una ciudad bastante más pequeña que en la entrada dice: “Ciudad de la Eterna Primavera”, la temperatura es constante, las noches fueron espléndidas que aprovechábamos para cenar junto al mar y tuvimos la suerte de llegar justo para el comienzo del “Carnaval Andino con la Fuerza del Sol” un espectacular desfile por varias calles céntricas de comparsas de pueblos originarios venidos de toda la región andina con excepción de Argentina que no presentó comparsas.

Arica y su peñón.

Fue una sorpresa ver tanta gente participando, se dice que entre las 52 comparsas había unos 6.000 bailarines y cada una de ellas acompañadas por una orquesta propia con numerosos músicos ejecutando toda clase de instrumentos. Las chicas, hermosas jóvenes muchas de ellas más altas de lo que pudiera suponerse, de contorneadas piernas que se lucían al hacer girar sus bordadas y coloridas minifaldas dejando ver sus aterciopeladas bombachas.
Bailarinas en el desfile del carnaval
Belleza y colorido (by Wenceslao Miranda Cruz)
video
Carnaval en Arica
En el vínculo [1], se puede acceder a cada una de las comparsas participantes, conocer sus historias y ver fotografías que nos ilustran de la riquísima cultura desarrollada por estos pueblos, muchos de ellos de lengua y cultura  Aymará, descendientes de los Tiahuanaco, 2000 años antes de Cristo, luego conquistados por los Incas,  que no pueden ocultar sin embargo gran cantidad de rasgos de la cultura española que se fueron entrelazando para lograr este sorprendente cuadro multicolor lleno de vivacidad.

Después pasamos la frontera con Perú hasta llegar a Tacna, ciudad de uno 300.000 habitantes donde la población, a diferencia de las ciudades chilenas es mayoritariamente autóctona. Su riquísima historia excede las posibilidades de este blog.

Ciudad de Tacna, catedral (Eiffel) y arco parabólico.

Por último y ya de regreso, llagamos a Chuquicamata, la mina de cobre y oro a cielo abierto más grande del mundo.

Vista de Google Earth de la mina de Chuquicamata

La escombrera va tapando el pueblo de Chuquicamata que fue trasladado a Calama
Desde la ruta, no se puede ver el gigantesco agujero de 800 Has y 1000 m de profundidad de esta mina ya que la escombrera donde se depositan los restos de la extracción de cobre han formado montañas gigantescas a su alrededor. A escasos 14 Km de la mina está la ciudad de Calama con sus lujosos hoteles y un centro comercial donde los precios son elevadísimos por el alto poder adquisitivo de sus habitantes. Están las concesionarias de casi todas las marcas de automotores del mundo. Es necesario aclarar que no es Calama la única beneficiaria de esta explotación ya que su riqueza aporta unos 3.000 millones de dólares anuales al Estado de Chile.
Hotel Sonesta en Calama
Ya de regreso a nuestro país, dimos unas vueltas por el centro de Purmamarca, con el fondo del cerro de 7 colores.
Purmamarca, al fondo cerro 7 colores.


Nota final: En Arica extravié mi cámara fotográfica Canon en un confuso episodio, perdí también las casi 200 fotografías que había tomado hasta entonces, es por eso que muchas de las fotos de este blog han sido tomadas de Internet, me queda sin embargo más de una hora de filmación, pronto subiré algunos fragmentos interesantes.

No hay comentarios: