domingo, 12 de octubre de 2008

53 - Volver al trabajo

Habiéndome ido tan mal con los cuentos, solo 3 visitas se interesaron según Google Analytics y viendo cuales son los temas que más lectores atraen, interpreto que me dicen: joven César, vuelva a su trabajo y deje la literatura para los entendidos.....

Pues bien, contaré una anécdota de trabajo ilustrativa, allá por la década de los 70 había construido el parral de la derecha, el que se ve abajo:

Tractor sobre el primitivo bordo para una nivelación.

Para continuar con el siguiente había un problema de niveles, en 120 metros de norte a sur y 400 m de este a oeste, el terreno se elevaba unos 6 metros en la esquina noroeste y 0 m en la sudeste, un verdadero plano inclinado. Con una topadora trabajando solo en las tardes hice un bordo de 400 m de largo y 4 m de altura, justo por donde se ve andar un tractor. Obviamente hacia la izquierda del tractor había un “vacío” de 4 m de profundidad ya que esto era solo un “bordo” pero ya en ésa época pusimos a trabajar lo que llaman “nivelar con el agua” y poco a poco se fue rellenando con sedimentos.

Cuando en 1998 decidí hacer otro parral, el de la izquierda en la foto, apremiado por el tiempo hice en la esquina sudeste un montículo de tierra de unos 3 m de altura y en la punta enterré un esquinero que sobresalía 2,20 m o sea a 5, 20 m del suelo. En la esquina noroeste, cavé un gran hoyo y enterré un cabezal también de 2,20 m cuya parte superior no afloraba del nivel de la tierra, cavando y haciendo acrobacia armamos el “aro” del nuevo parral. Me cuentan los obreros que quedaron terminando el trabajo, que la gente que pasaba por el lugar y veía esta estructura catastrófica decían: “pobre ingeniero, parece que se ha jodido de la cabeza”......
Vista del parral “bajo” desde el “alto”, 4 m de diferencia.

Pero esa gente no sabía que aplicaría una técnica de alta eficiencia cuyas bases se conocían pero que perfeccioné después, es importante que se comprenda: consiste en arrastrar tierra desde las partes altas a las bajas por una acequia con agua a bastante velocidad, para producir el arrastre de la tierra.

Para lograr un caudal capaz de transportar tierra se hace una laguna para almacenar energía potencial gravitatoria:

Por entre los álamos va la acequia que alimenta la laguna y tarda 2 horas en llenarse.
Mientras el agua va llenando la laguna se va acercando tierra a la “zona de carga” en la parte alta, una vez llena se rompe el bordo y un gran caudal arrastra la tierra unos 250 m de distancia para rellenar algún “bajo”, la topadora ayuda todo lo que puede, la laguna se desagota en 20 minutos.

Trabajo terminado el parral ha sido “rellenado” a nivel. El esquinero del fondo estaba a 5, 2 m del suelo ahora a 2,20m.


Al fondo se ve la faja de tierra donde está el parral sobreelevado.

Tarea similar en otro cuartel.

Espero les haya gustado, si no vuelvo a los cuentos.......
Nota: los cálculos correspondientes a esta tarea se encuentran desarrollados en el archivo Excel “Volumen bajo un plano” en:
http://sites.google.com/site/cuelloroca/Home/aplicaciones-1
donde se aprecia que se movieron 840.000 toneladas de tierra de relleno, sin utilizar ningún transporte mecánico.

2 comentarios:

Omar dijo...

Hola mi querido amigo:

Entro aqui para hacerte una pregunta tecnica mejor dicho queria saber que es lo que vos opinas sobre la agricultura organica,funciona en tinogasta? y tambien queria hacerte otra pregunta sobre los biofertilisantes,a base de micro algas;son necesarios? ya se utilizan en tinogasta? un abrazo desde Alamos

César dijo...

Mi gran amigo Omar:

Me sorprendí con tu comentario, de casualidad lo encontré. Fíjate que lo orgánico hay que referirlo a un determinado cultivo y a una determinada región, a veces a un microclima. Ocurre por ejemplo que en Medanitos a 75 Km al norte de Tinogasta las lluvias son escasísimas y las pocas que hay se evaporan rápidamente gracias al viento casi permanente que sopla en la región de Fiambalá, en estas condiciones la viña y subrayo solo la viña, no sufre el ataque de la peronóspora que si afecta en Tinogasta por cuanto llueve a veces casi todos los días.

Si en cambio ponemos en Medanitos alguna hortaliza, es posible que tenga el ataque de insectos u hongos que no sean mitigados por el viento y en ese caso esos cultivos no podrán ser orgánicos en forma natural como la viña.

Por otra parte el carácter de orgánico no significa que no puedas hacer ningún tratamiento fitosanitario, por ejemplo si pulverizas viñas con sulfato de cobre o azufre no pierde la condición de orgánico ya que al final son elementos de la naturaleza, pero si pulverizas con Zineb, Captan o Bayletón que son químicos orgánicos si se pierde la condición de orgánico.

Sobre los biofertilizantes, el más importante de todos se usaba desde tiempos remotos, consiste en el aporte de nitrógeno que extraen del aire las bacterias rhizobium y que viven consociadas con las leguminosas en sus raíces. En Medanitos se usaba tener alfalfa entre las viñas, en la década del 60 producían más de 60.000 Kg de uva por Ha, pero hay que aclarar que para poder hacer esto tienes que disponer de una dotación de riego que satisfaga las necesidades de la vid unos 700 mm por año más los de la alfalfa unos 900 mm/año.

Las micro algas son desconocidas en la zona, lo que no significa que pueden ser de utilidad, aquí los productores usan guano de vaca o de cabras ya que los fertilizantes químicos son muy caros.

Espero haberte sido de utilidad, me enteré que Sonora va a tener muy bajas temperaturas, te mando un afectuoso abrazo.

César